Para Explorar: Una oda a tu energía

3 actividades ideales para sentirse genial!

Y jugando jugando, llegamos a Noviembre che.

IM-PO-SI-BLE no empezar a hacer balance a esta altura del año.

Que tal va el tuyo?

Mi 2016 tuvo un poco de todo. Como para no aburrirme.

Pero si hay algo que me encantó de este año es que descubrí 3 actividades que jugaron un rol fundamental en mis niveles de energía, mi humor y mi capacidad cognitiva, sobre todo en lo últimos 3 meses.

Te cuento:

A ver, lejos de mi de darte una lectura sobre actividad física (quien me conoce sabe lo poco “deportiva” que soy), pero sí admito que me encanta sentirme físicamente enérgica y con buena onda para encarar tooooodo lo que quiero que hacer.

Y aunque no estoy descubriendo la pólvora, hay que reconocer que una de las cosas que más impacto tiene en nuestro niveles de energía y humor es:

mover el esqueleto.

Porque?

Por un lado, al cuerpo le gusta trabajar en ciclos. Si queremos sentirnos más enérgicos, lejos de conservar la energía, hay que invertirla.

Cómo es eso?

El cuerpo humano tiene, a nivel celular, unos órganos chiquitos que se llaman mitocondrias y son los encargados de producir energía.

Pero trabajan a pedido che.

Si uno no se mueve, nos brindan la energía justa y necesaria. Ahora si uno incorpora una rutina de cierta intensidad, ahí se despiertan y se reproducen, brindándonos aún más energía para responder a esa nueva demanda.

El resultado a largo plazo? Más nos movemos, más energía tenemos.

Por otro lado, cuando practicamos cualquier actividad con cierta intensidad, nuestro cuerpo necesita mayor cantidad de oxígeno, lo que nos hace respirar más seguido, provocando que el corazón lata más rápido, bombeando más sangre oxigenada a los músculos y al cerebro.

Gracias a esto, el cerebro libera endorfinas, unas hormonas que tienen un efecto “buena onda” en nuestro organismo: una vez liberadas, las endorfinas nos hacen sentir felices, de buen humor y con una sensación de bienestar di-vi-na. Y aunque hay varias maneras de activarlas, moverse con ganas es una de las más eficaces.

Por eso en Noviembre, te sugiero 3 actividades ideales para optimizar tu energía y liberar endorfinas como niños en un parque de diversiones!

Te animás a probarlas?

DE BAJO IMPACTO

  • Nadar

Aunque nadar requiere de una buena dosis de energía de tu parte, te brinda mucho más de lo que te pide. Este es uno de los pocos ejercicios que trabaja TODO el cuerpo al mismo tiempo y no tiene impacto en las articulaciones. Además, nadar hace que el cerebro se mantenga alerta, enfocado y bien despierto.

Unos 20 minutos 3 días a la semana van a hacer maravillas por tu capacidad respiratoria, tus niveles de energía y tu humor.

Te lo dice quien aprendió a nadar de adulta y ahora no puede pasar una semana sin meterse al agua.

CON ALGO DE IMPACTO

  • Zumba

Ya hiciste Zumba? Yo lo descubrí este año. Y lo ADORO!

Zumba es una mezcla de baile y cardio que te deja con la lengua afuera y con una sonrisa de oreja a oreja.

Qué es lo que me gusta de esta actividad? Varias cosas.

Uno, es muy divertida. Te hace moverte sin miramientos como si tuvieras 8 años de nuevo. Vos decime, cuánto hace que no sacudís el cuerpo así?

Dos, no solo trabajás el cuerpo, sino que el cerebro tiene que estar súper alerta! En zumba, aunque los movimientos son simples, requieren de coordinación y repetición, lo que hace que cuerpo y mente estén en constante aprendizaje y evolución.

Tres, aunque esta actividad es considerada de impacto, no estás saltando cual resorte toda la clase, sino que los movimientos están muy bien equilibrados.

Si no tenés una clase de zumba cerca tuyo, en YouTube hay muchísimos videos para empezar.

CON (bastante) PACIENCIA

  • Tai chi

Esto es culpa del marido. Como ya sabrás, quien te escribe tiene 0 paciencia. CERO.

Y qué hago practicando Tai Chi? Te digo, el marido.

Tai chi es una disciplina milenaria, muy filosófica y dominarla requiere de paciencia y más paciencia. Pero en apenas unas clases se vuelve claro que es un gran ejercicio para el balance, la coordinación, la respiración y la capacidad cognitiva en general.

Además, y para que negarlo? Tai Chi es una oda al amor propio. Si nunca lo probaste, te aseguro que vale la pena darle una oportunidad.

Si ya practicás una o todas de las actividades, siempre podés encontrar alternativas que te brinden los mismos, o aún más beneficios, pero que te estimule desde otro ángulo. Acordate que cada vez que el cerebro aprende algo nuevo, su estructura evoluciona, se vuelve más fuerte y rejuvenece.

Y vos?

Te animás a hacerle una oda a tu energía?

Merci por tus 20 minutos!


Psstt!: Si te gustaría releer las experiencias anteriores, te dejo los enlaces:

Para explorar en Octubre

Un comentario en “Para Explorar: Una oda a tu energía

Que te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s